Calefacción

Sistemas de calefacción

no precisan obra, instalación fácil y ràpida.

 

Entre las ventajas de la electricidad frente a otros sistemas de calefacción destacan que es una energía limpia que no produce gases, ni olores, ni residuos al no haber combustión.

 

Además, la electricidad es segura, no necesita almacenamiento con el consiguiente riesgo de filtraciones y de explosión, y los equipos no requieren obras de instalación ni mantenimiento sino que se enchufan y basta.

 

• Los radiadores de aceite: Por su gran inercia térmica mantienen el calor durante más tiempo.

• Los radiadores de cuarzo: Emiten un calor muy intenso e instantáneo por radiación.

• Las placas radiantes: Las ondas radiantes se reparten uniformemente por la habitación, haciendo que la temperatura sea muy regular.

• Los convectores: Dan calor al instante y son de bajo consumo.

• Los acumuladores de calor: Emplean energía eléctrica para producir y almacenar calor para después liberar.

 

 

TELEFONO

610-943-546

DIRECCION

Rio Martin, 9